Esa es una duda recurrente entre los que visitan a la capital porteña: elegir el lugar en donde alojarse. Buenos Aires tiene una de las más grandes ofertas de hospedaje de América Latina, desde hoteles de red (como Sheraton, Amerian, Accor, Four Seasons, Panamericano, Hyatt), hoteles boutique, bed&breakfast, casas de familia, hostels, hoteles de lujo y alquileres de apartamentos temporarios.

Allá por el año 2000 solo había opciones en el Centro y algunas pocas en La Recoleta. Hoy tenemos ofertas de primera calidad en Palermo, Villa Crespo, San Telmo, Almagro, inclusive Zona Norte (San Isidro, Tigre, Pilar) y las afueras de la ciudad, lo que aumentó considerablemente las posibilidades de elección.

Palermo es una excelente opción en alojamiento por la diversidad de vida nocturna que lo alimenta, por la seguridad y por estar cerca de todos los puntos turísticos de la ciudad. Se divide en diferentes "palermos", cada uno con su impronta: Hollywood (hoteles boutique, restaurants gourmet y lindos cafés), Soho (más alternativo, compras, también ofrece opciones de hoteles, Bed & Breakfast, bares y restaurantes), Viejo (casonas transformadas en petit hoteles y restaurants a puertas cerrada), Chico (cafés y restaurantes en el Boulevard Cerviño), Botánico (parrillas, pequeños cafés y restaurants).

Villa Crespo es el lugar en dónde están ubicados los outlets para compras y empieza a apuntar con pequeños hoteles de pocas habitaciones y Bed & Breakfast. En Almagro se pueden encontrar casas de familia que ofrecen habitaciones a precios interesantes, una muy buena opción para aquellos que vienen estudiar español o tango en Buenos Aires.

Claro está que el perfil de quienes van a un Hostel es distinto de los que buscan un Hotel Boutique, de la misma manera que los que eligen un hotel 5 estrellas no les gustará un Bed & Breakfast.

Sin duda los alquileres temporarios de apartamentos son una opción que empieza a ser muy buscada en los últimos años, porque reúne una relación costo beneficio bastante atractiva para los viajeros. La posibilidad de estar en un departamento o casa con todas las comodidades, generalmente muy bien ubicados, con detalles de lujo, internet wifi, mucama, vajilla, ropa blanca, y agregar a eso el tener la libertad de ir y venir cuando y con quien uno quiera, que a lo mejor un hotel no brinda, es un atractivo importante en el momento de elegir el alojamiento en Buenos Aires. Los precios también se hacen importantes, ya que al final es mucho más económico alquilar un departamento por una semana que estar en un hotel de misma calidad por una semana.

En fin, las posibilidades son múltiples. Atendiendo a los más diferentes gustos, estilos y bolsillos.