Saltar al contenido

Alquiler Temporario Vs. Alquiler Tradicional

alquiler temporario

A la hora de optar por alquilar un departamento en la Ciudad de Buenos Aires para vivir en forma permanente o temporaria es importante tener en cuenta las diferencias y similitudes entre las posibilidades que brindan los alquileres temporarios y los alquileres tradicionales.

La principal similitud es que ambos están regidos por la misma regulación. Por la ley de locaciones urbanas nº 23.091. En el alquiler tradicional de vivienda el periodo del contrato es por 2 años mientras que en el alquiler temporario puede ser hasta 6 meses como máximo y no hay un mínimo establecido.

En los departamentos de alquiler temporario se entregan el departamento totalmente amoblado y equipado mientras que en el alquiler tradicional por lo general se alquilan sin muebles.

Con respecto al valor de la renta, en el alquiler por periodos cortos se suelen incluir todos los gastos (ABL, expensas, luz, gas, teléfono, Internet y servicio de limpieza semanal) mientras que los contratos de 2 años por lo general no se incluyen ninguno de los gastos mencionados salvo algunas excepciones, en las que se hace algún paquete pero tan solo con las expensas y el ABL. El resto de los gastos los debe pagar el inquilino por su cuenta.

En el alquiler temporario no se necesita presentar como garantía un inmueble ubicado en Capital Federal para respaldar el contrato de locación. Simplemente presentando el pasaporte (para extranjeros) y en el caso de residentes locales recibo de sueldo. En los alquileres tradicionales se suele solicitar un garante con una propiedad real sin ningún tipo de inhibición para garantizar el pago de las rentas mensuales del contrato.

alquiler temporario

En ambos casos el inquilino debe dejar un deposito en dinero efectivo como garantía que se le reintegrara una vez que se entregue el departamento en las mismas condiciones que estaba al momento del ingreso del inquilino.

La demanda de departamentos temporarios en Buenos Aires es un poco más estacional que la del alquiler tradicional teniendo en cuenta la afluencia de extranjeros en las distintas épocas del año. En ambos casos la demanda suele ser superior a la oferta de departamentos disponibles en el mercado. Uno de los principales motivos ,como es sabido, se debe a la falta de créditos a largo plazo para acceder a la vivienda.

¿Entonces, es mejor el alquiler temporario o el tradicional?

Elegir entre el alquiler temporario con muebles o de 2 años sin muebles debe ser claramente una decisión de cada inquilino en el momento que lo necesita. Y de las posibilidades y necesidades que tenga para alquilar el departamento. Ya sea por motivos de residencia permanente en la Ciudad de Buenos Aires, de viaje de negocios, placer, estudio o cualquier otra circunstancia que surja tanto para residentes locales como para extranjeros.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Comentarios (2)

un problema en los alquileres tradicionales es el tema de las garantias inmobiliarias, que deberia ser tratado seriamente flexibilizando las opciones ya que de esa manera se agrandaria el mercado…

Responder

Totalmente de acuerdo Juan, la diferencia si bien es totalmente incomparable en ambos rubros, podría bajar si la flexibilidad de pautas para alquileres anuales fuese mas grande

Responder